Inicio » Berria » 2019 09 07 » Por los derechos sociales, no a esta reforma de la Renta de Garantía de Ingresos

Por los derechos sociales, no a esta reforma de la Renta de Garantía de Ingresos

Momento de la concentraciónErletxea.- La semana pasada se ha desarrollado una concentración ante la Delegación del Gobierno Vasco en Bilbao con el ánimo de denunciar los recortes contemplados en el proyecto de ley para la reforma de la RGI que se ha presentado en el Parlamento Vasco.

A través de esta movilización se ha exigido la retirada de esta proposición de Ley y se ha demandado que se elabore un texto legislativo que garantice acabar con la pobreza.

Hay que tener en cuenta que la medida estrella de esta reforma de la actual RGI es, también, la más agresiva. Se propone establecer una única prestación por vivienda; aunque convivan en la misma varias familias.

La propuesta de instaurar la “huella digital” supone extender las actuales políticas de control y criminalización de la pobreza.

Desde Erletxea queremos hacer nuestra la denuncia y el comunicado de los colectivos sociales de Bizkaia y exigir la retirada de esta reforma.

[Comunicado] Por una RGI que acabe con la pobreza

Hemos desarrollado una concentración ante la Delegación del Gobierno Vasco. Iniciativa para denunciar los recortes contemplados en la “Proposición de Ley para la garantía de ingresos y para la inclusión social” elaborados por los grupos políticos PNV y PSE. Proyecto de ley para la reforma de la RGI que se presenta este jueves en el Parlamento Vasco para su admisión a trámite, para lo cual estos partidos contarán con el apoyo del PP.

A la hora de aplicar sus políticas de recortes los partidos del Gobierno Vasco no dudan en buscar acuerdos con el partido la derecha más ultra, la liderada por Javier Maroto, aquellos que pactan con VOX o con el primer partido en ser condenado por corrupción al estar implicado en múltiples fraudes y tramas delictivas.

Por desgracia no es la primera vez que asistimos a este tipo de recortes al sistema de prestaciones sociales: reducción del número de RGI por vivienda a 2; ampliación del requisito de empadronamiento de 1 a 3 años; recorte del importe de la RGI en un 7% desde el año 2012; eliminación, vía presupuestaria, de la vinculación de la RGI al SMI en los últimos 7 años…

Ahora, de nuevo, la proposición elaborada por los partidos que conforman el Gobierno Vasco, y apoyada por el PP, endurece los requisitos de acceso y recorta derechos, a través de:

  • La implantación de una única RGI por vivienda, considerando a todas las personas que viven en el mismo domicilio como miembros de la misma unidad de convivencia, por más que no existan relaciones familiares. El Gobierno Vasco desprecia la cruda realidad, que es la que obliga a que, distintas unidades de convivencia se vean obligadas a compartir piso porque son personas o familias con escasos recursos económicos e incapaces de afrontar, de forma independiente, los altos precios de alquileres e hipotecas existentes en nuestra Comunidad.
  • La desvinculación de la cuantía de la RGI del Salario Mínimo Interprofesional, que le garantizaba un suelo y le ligaba a la realidad laboral.
  • Por otro lado, el aumento de las medidas de control amplía la sospecha permanente sobre la gente pobre, criminalizando a las familias perceptoras de las prestaciones sociales.
  • Desde un punto de vista feminista, no solo no se amplía el concepto de violencia machista, sino que se utiliza el término «maltrato en el ámbito familiar», vaciando de contenido la violencia estructural que enfrentamos las mujeres y siguiendo la línea del concepto de «violencia intrafamiliar» defendido por la derecha más rancia, encabezada por VOX. Una vez más, las propuestas planteadas socavan los derechos de las mujeres, por más que el actual gobierno se vanaglorie de mantener un enfoque de género en todas sus políticas.

Nuevamente, el Gobierno Vasco desaprovecha la ocasión de presentar las bases de una Ley que sea capaz de acabar con la pobreza. No le importa que 194.060 Personas (9,1% de la población total) presenten riesgo de pobreza real en nuestra Comunidad Autónoma. Esta propuesta de reforma de la actual RGI no tiene en consideración las 123.000 personas que en nuestra sociedad sufren situaciones de pobreza grave. Desde 2008, el número de personas que están en riesgo de pobreza y que no son atendidas en Lanbide o los servicios sociales se ha incrementado un 25%.

Por estos motivos, entre otros, mediante la iniciativa realizada esta mañana exigimos al PNV y al PSE la retirada de esta propuesta de reforma de RGI ante la actual realidad de precariedad y desigualdad y que, a diferencia de lo que ocurre actualmente, ninguna persona en riesgo de pobreza se quede sin acceder a la RGI y que ninguna persona perceptora de RGI, siga siendo pobre.

Colectivos Sociales de Bizkaia:

Argilan-ESK, Argitan (Centro Asesor de la Mujer de Barakaldo), Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia, Baietz Basauri! (Basauri), Berri-Otxoak (Barakaldo), Danok Lan (Galdakao), Elkartzen, Mujeres del Mundo, Oficina de Derechos Sociales de Portugalete, PAH Kaleratzerik EZ-PAH Bizkaia, Punto de Información sobre RGI (Santurtzi), SOS Racismo y Trabajadoras No Domesticadas.

Etiquetas: