Inicio » Berria » 2016 14 12 » Estamos viviendo una emergencia social

Estamos viviendo una emergencia social

VALORACIÓN DEL AÑO 2014 DE LA OFICINA DE INFORMACIÓN

Este mes de enero se cumple un año de la apertura de la oficina alternativa de información sobre prestaciones sociales y ayudas sociales, Erletxea. Ha sido una andadura enriquecedora, si bien no podemos obviar que está siendo un momento complicado y difícil para las personas. La falta de empleo y la vivienda están produciendo una situación que cuando menos se debería de denominar de alarmante y urgente. Estamos en un momento de emergencia social.

En el transcurso de este año hemos atendido 98 consultas; divididas en dos periodos, un primero comprendido entre enero y agosto y un segundo entre septiembre y diciembre. Las consultas en este primer periodo fueron 62, mientras en el segundo periodo se produjeron 36 consultas. Podemos destacar que la inmensa mayoría de estas consultas, 86 de las consultas realizadas, se han producido por primera vez. Es igualmente destacable el número de las consultas realizadas por personas en desempleo con un total de 61 consultas. Por edades destacan las personas mayores de 30 años, con un total de 27 consultas, seguidas muy de cerca por las personas mayores de 50 años con un total de 26 así como las mayores de 40 con un total de 18 consultas. La mayoría de las consultas han sido realizadas por personas que constituían una Unidad de Convivencia de una sola persona con un total de 44 consultas. Por sexo la mayoría de las consultas han sido realizadas por mujeres con un total de 53 frente a las 45 de hombres.
01-consultasTotalMemoria201502-ConsultasXedadesEn definitiva podemos decir que el perfil de personas que han pasado por la oficina es de personas que viven solas, en desempleo, mayores de 45 y mayoritariamente mujeres.

Un perfil parecido al que podemos encontrar en los datos de los expedientes de Lanbide donde el porcentaje de mujeres es mayoritario.

03-PorNumeroConsultas05-ConsltaXedadesXgenero

78,6% más en ayudas de emergencia: un dato preocupante

A diciembre de 2014 eran 1.405 expedientes activos en Lanbide. Aclarar que para Lanbide «un expediente activo es el que han generado algún movimiento de pagos en el mes de referencia». A lo largo de este año podemos ver que en el mes de octubre de 2014 se produzco el mayor número con 1.430 expedientes sufriéndose un leve descenso hasta diciembre del mismo año. El aumento anual es de 89 expedientes, sin embargo, si lo comparamos con el mes de mayor número de expedientes han sido 114 nuevos expedientes. Vemos que la tendencia de este año 2014 ha sido de un fuerte aumento de personas preceptoras de la RGI. El leve descenso puede estar motivado por un ligero repunte del empleo pero nos tememos que el motivo sea el hecho del aumento de los requisitos, el celo que se está poniendo en el cumplimiento de estos requisitos y que en más ocasiones de las que desearíamos se están produciendo penalizaciones, es decir, la suspensión de la RGI.

06-ExpedientesLanbideTotal

Vemos con preocupación que este año ya en el mes de agosto el ayuntamiento se vio obligado a presupuestar de urgencia 117.683 euros, que se sumaban a los anteriores 74.000 que ya había incrementado para junio, con el objeto de cubrir las demandas de Ayudas de Emergencia Social, las denominadas AES. Un importante aumento con respecto al año pasado cuyo incremento fue en el mes de octubre y sólo de 41.000 euros cuando este año la cuantía ha ascendido a un total de 191.638 euros, un aumento de 150.638 euros, un 78,6% más. Igualmente vemos con preocupación que en los presupuestos municipales aprobados el mes pasado no se blindarán estás ayudas reservando una cantidad en previsión de que este año se repitiera la gran demanda de estas ayudas. Si bien son ayudas que debe cubrir el Gobierno Vasco y el ayuntamiento debe reclamarlas, mientras  no se pueden dejar a la arbitrariedad de las circunstancias y la subjetividad este tipo de ayudas.

La suma final del año pasado de las ayudas concedidas por el Ayuntamiento han sido de 772 Ayudas de Emergencia Social y 70 Ayudas Especiales Municipales. En total 1.437 ayudas. 

En cuanto a la Ayuda de Garantía de Ingresos concedida por la Diputación de Gipuzkoa decir que este 2014 se han solicitado 102 ayudas de las cuales 62 han sido concedidas y 40 rechazadas.

11-AGI12-AES

Vemos con preocupación el aumento de los requisitos para solicitar las ayudas e igualmente preocupante son las penalizaciones que pueden llevar en un primer caso a la suspensión de tres meses y una segunda penalización puede suponer la suspensión de un año de la Renta de Garantía de Ingresos. Estas penalizaciones se producen en muchos de los casos por un excesivo celo en el cumplimiento del los criterios donde no presentar un papel a tiempo puede ser objeto de dicha suspensión.

Hemos podido comprobar como el empadronamiento está siendo uno de los mayores problemas que se están encontrando las personas a la hora de poder percibir las ayudas. El empadronaiento es uno de los requisitos imprescindibles pero su falta o las trabas para poder empadronarse está suponiendo un escollo difícil de solventar para muchas personas. Al final la falta de un empadronamiento impide que muchas personas puedan acceder a las ayudas.

07-ExpedientesLanbideGeneroEl empleo no es sinónimo de recuperación

En cuanto al desempleo parece haberse consolidado en torno al 17% (ver gráficos). El pasado diciembre se contabilizaba un 17,05% siendo 5.012 el número de personas desempleadas. Es de destacar que el mayor número de personas desempleadas se sitúa en el sector de los servicios con 3.495 personas. Hay que mirar con bastante incredulidad las cifras de empleo y desempleo y más si nos tratan de convencer de que se está dando una mejora. Hay que analizar estas cifras con mucho detalle pues es importante conocer que tipo de empleo se crea. Así el propio consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Juan María Aburto, alerta de que los trabajos son "precarios, temporales y a tiempo parcial". Hay que recordar que en el sistema capitalista en el que vivimos el reparto de la riqueza generada se distribuye principalmente mediante el salario, pero en la actualidad el salario no representa un ingreso suficiente que pueda cubrir las necesidades básicas de las personas. Con lo que hay muchas personas trabajadoras que aun poseyendo un empleo tiene una grave falta de recursos, por decirlo de manera coloquial, no llegan a fin de mes. Son muchos los casos en los que una persona con empleo puede ser considerada pobre. Por lo que las cifras de empleo en estos momentos no son un indicativo claro de aumento de prosperidad o que estemos saliendo de esta estafa llamada crisis.

08-EvolucionDesempleoPersonas09-EvolucionDesempleoPorcentaje

La principal conclusión: la falta de información

La principal conclusión extraída de este año de oficina ha sido sin duda la falta de información respecto a las ayudas sociales. Constatamos un gran desconocimiento en gran parte de la población. Tenemos que tener en cuenta que ayudas como la Renta de Garantía de Ingresos es un derecho subjetivo por lo que la falta de información es un flagrante perjuicio de un derecho a unas personas con una carencia y falta de recursos que sólo buscan y desean una vida digna que, por otra parte, no se le proporciona al haber sido expulsadas del mercado laboral. La mayoría de las personas que se han acercado a la oficina ha dejado claro que su intención última es tener un empleo pero ante su ausencia han optado por informarse como percibir una ayuda.

Después de informarse de los requisitos hemos comprobado la incredulidad y el enfado. No pueden creer que en un momento como el actual de graves dificultades sea tan difícil acceder a una ayuda. Una vez que una persona solicita una ayuda comienza para ella una carrera de obstáculos. Un laberinto de gestiones en diferentes instituciones en el que muchas personas se ven tentadas a abandonar, cuando la lógica nos pueda llevar a pensar que es juntamente lo contrario. No es difícil encontrarse, no sólo con una carga burocrática inmensa, sino una lentitud en el proceso que choca con la urgencia de las situaciones a las que se trata de poner solución. Ejemplo claro es la lentitud que se da en muchos casos en el pago de las propias ayudas ya concedidas.

10-ComparativaDesempleoContratacionesUna de las consecuencias más preocupantes y peligrosas de la falta de información clara y concisa es la rumorología que se puede generar. Son muchos los rumores, en muchas ocasiones interesados, sobre las ayudas sociales y las personas que las perciben. Se está creando debates y discusiones entorno a estas ayudas que nos están conduciendo a una peligrosa deriva de xenofobia y racismo. Nos están llevando a un estado de ánimo donde las personas se empiezan a ver como competidoras para acceder a las ayudas, a creer que estamos en una competición por acceder a unos recursos que cada día son más escasos. Mientras los gastos en rescatar bancos, grandes infraestructuras innecesarias, etc... se llevan el grueso de los presupuestos. Nos están llevando a un fuerte extigmatización de la persona preceptora más si cabe en las personas migrantes. Como decimos la mejor manera de atajar esto es la información que las propias instituciones deberían proporcionar.

Cada día más personas quedan fuera del sistema de protección social

La falta de empleo o de un empleo digno lleva a sufrir graves dificultades para mantener o disponer de una vivienda. Hipotecas que se llevan la mayor parte del sueldo está llevando a las personas a situaciones de graves carencias. Un claro endurecimiento de las prestaciones y ayudas sociales y su gestión que están dejando a personas y familias enteras sin recursos básicos para el mantenimiento digno de la vida. Esta es la fotografía que podemos hacer de una parte importante de la realidad de las personas de nuestra ciudad. Un laberinto viciado de desempleo, empleo precario, vivienda, ayudas, endurecimiento de requisitos y exclusión.

Por nuestra parte continuaremos este año trabajando por la información como primer paso para el empoderamiento de las personas y así lo pondremos en practica cada lunes de 12h a 13'30h en la oficina de la calle Mayor 5. Continuaremos trabajando por la puesta en común, socializando nuestro trabajo y el apoyo mutuo, es por ello que continuaremos trabajamos en Korapilatuz. Como seguiremos trabajando por herramientas de cambio como es la Renta Básica de las Iguales.

Bibliografía:

Gráficos de elaboración propia
Fuentes:  Erletxea, Lanbide, STOP Desahucios, Diputación de Gipuzkoa.

Etiquetas: