Inicio » Articulo » 2018 04 08 » Denuncian la inacción de las instituciones locales ante las personas migrantes

Denuncian la inacción de las instituciones locales ante las personas migrantes

Versión para impresión

Argazkia: Bidasoa Hitzaangulaberria.info-. Esta noche un grupo de personas migrantes ha pasado la noche en la calle ante la falta de respuesta por parte de las instituciones públicas. Por la mañana parte de este grupo de personas se ha dirigido a los soportales del ayuntamiento en una desayuno solidario denunciando esta inhumana situación. SOS Bidasoaldea, STOP Desahucios Bidasoa y Erletxe se suman a la denuncia.

Ayer por la noche personas pertenecientes a SOS Bidasoaldea y Ongi Etorri Errefuxiatuak se personaban en la estación de RENFE con la intención de conocer y tratar de dar solución al grupo de unas 20 personas migrantes que se encontraban "varadas" en los aledaños de la estación sin saber muy bien dónde ir ni que hacer.

Desde los colectivos sociales se realizaron deferentes gestiones ante las instituciones pertinentes, Diputación, Ayuntamiento y ONG's, múltiples llamadas en las solo se consiguió que cinco personas pudieran pernoctar en un albergue, en cinco plazas de acogida. Para las demás la única alternativa, la calle. Se desconoce cuántas personas y por cuanto tiempo están pasando por esta situación.

Personas en tránsito abandonadas por las instituciones

De esta manera decidieron que aquellas personas que así lo desearan se acercarán hoy a la mañana los soportales del ayuntamiento donde se realizaría un desayuno solidario aportado por personas solidarias.

Hay que recordar que hace ya una semana, entidades sociales de Irun mantuvieron una reunión con las personas responsables Bienestar Social del Ayuntamiento planteando que se activaran "mecanismos en el municipio frente a esta situación de EMERGENCIA HUMANITARIA, ya que existen los recursos necesarios, como albergue de peregrinos que se ha quedado vacío, Martindozenea, dispositivo del frío, comedor social y PES (donde existen duchas),..." pero para estas entidades sociales las instituciones vuelven la cara ante la EMERGENCIA SOCIAL.

Insuficiente respuesta temporal

Debajo de los soportales un grupo de personas han compartido un desayuno solidario y la denuncia de la situación. A este grupo se han unido los concejales de la oposición, EH Bildu y Si se puede. Al final las gestiones ante Bienestar Social ha posibilitado lavarse y comer en el día de hoy. Pero parece que mañana la situación será la misma, la desprotección y abandono por parte del equipo de gobierno, como única solución, la calle.

Invisibles muy presentes

La realidad que algunas instituciones tratan de hacer ver que no existe, que es invisible, pero que sin embargo, están dando solución a esta realidad, es tozuda y acaba mostrándose con toda su crudeza, como lo demuestra lo sucedido esta mañana. Desde hace muchas semanas es fácil ver por las calles de nuestro pueblo personas migrante en tránsito, bien en pequeños grupos o en solitario, son sobretodo jóvenes. Estos jóvenes en su día lograron atravesar la "gran muralla" y entrar en esta vieja Europa, por ese estrecho que les separaba de sus sueños y hoy están en nuestras calles camino del norte. Parece que se nos ha olvidado ya la situación de ciudad de paso entre el sur y el norte de Europa. Parece que se nos ha olvidado con facilidad que hace solo unas décadas éramos nosotras las que "estábamos en tránsito" hacía la búsqueda de la oportunidad que la Europa rica nos ofrecía. Empleo y con él, el "bienestar social" que aquí se nos negaba, además de muchas libertades. Por no hablar del "gran tránsito" de personas del campo las ciudades, entre ellas la nuestra.

Muchas somos migrantes o hijas de migrantes por lo que se hace más difícil comprender que demos la espalda a las personas que ante situaciones de vida o muerte optan por dejar a su gente para emprender un viaje hacía un futuro que no está del todo claro termine felizmente. Situaciones causadas, no se debe olvidar, desde el "corazón de la bestia" como muy bien las compañeras zapatistas nos hicieron comprender a finales del siglo pasado. O simplemente por el deseo de mejora en su situación económica. Sea por lo que sea hoy están aquí y está claro que la solidaridad de las personas va muy por delante de la institución. Aunque esto no quita que se deba denunciar la inoperancia y la falta de humanidad de las personas que están al frente de las instituciones públicas.